De la Cordillera a Venecia

“Es emocionante estar en esta ciudad histórica que ha sido fuente de la diplomacia de Europa durante siglos, donde hubo varios cambios de paradigma, donde Marco Polo salió a descubrir el mundo, donde Galileo Galilei expuso sus teorías, y nosotros desde la cordillera, vinimos a mostrar el concepto de volver hacia la naturaleza“, expresa Camilo Herrera, Director Ejecutivo de Fundación Caserta, ante la experiencia de estar presentes en esta 15ª Exposición Internacional de Arquitectura la Bienal de Venecia.

ANDES SHADOW 12 © Diego Breit
Emocionados y expectantes llegaron a Italia los representantes del directorio de nuestra fundación, quienes el 25 de mayo se unieron al equipo que exhibe el proyecto Parque Likandes de la fundación con la muestra Andes Shadow. Hasta allá llegaron Francisca Cortés Solari, presidenta de Caserta, Camilo Herrera, director ejecutivo y también Juan Carlos Solari, integrante del directorio de Caserta. Sin embargo, fue el sábado 28 de mayo que comenzó oficialmente la Bienal que tiene como tema principal “Reportando desde el frente”, transmitiendo un cambio del paradigma en la arquitectura, que está al servicio de los problemas globales sociales, ambientales, como la desigualdad, la segregación, periferias, infraestructura sanitaria, entre otros, y que propone integrar lo pragmático con lo existencial, creatividad y sentido común. Así mismo como lo ha planteado en su trabajo Alejandro Aravena, arquitecto chileno ganador del Premio Pritzker 2016 y curador de esta exposición, quien invitó a los arquitectos Elton y Léniz del proyecto Likandes, a participar de esta bienal.

FB_IMG_1464098931926

En este mismo sentido, nuestra presidenta, Francisca Cortés está convencida de que la temática de esta Bienal genera “esperanza en que el mundo está cambiando, que el pensamiento humano en lo colectivo está siendo visionario hacia un concepto más austero, minimalista, donde usamos más los recursos”. Francisca también conversó con el presidente de la Bienal de Venecia, Paolo Baratta, y de él destaca que “es un hombre visionario, que trasciende profundamente y entiende la importancia del arte y la cultura para la innovación y para el cambio de la conciencia de las personas. Ella cuenta que según Baratta, “los seres humanos estamos viviendo en un cuarto nivel, que es la bondad, un nuevo tiempo”, nivel que coincide con los valores y la metodología activa del desarrollo humano que promueve Fundación Caserta.

Francisca y Camilo han presenciado esta exposición minuto a minuto, atesorando sensaciones únicas respecto a la gran experiencia de estar presentes en los pasillos centrales de la bienal, con la muestra Andes Shadow, diseñada por Gonzalo Puga, que retrata el proyecto Parque Likandes, impulsado por Fundación Caserta y diseñado por los arquitectos de la oficina Elton y Léniz. Por su parte, la muestra Andes Shadow ha tenido y tiene gran aceptación del público, quienes les interesa conocer más de este llamativo salón rojo con pantallas montadas sobre atriles (video instalación), las que dan a conocer el parque Likandes y su necesaria vinculación entre naturaleza y aprendizaje.

ANDES SHADOW 13 © Diego Breit

13308645_1198114653555605_3084385934523189191_o

Juan Carlos Cortés, miembro del directorio de Fundación Caserta, quien también ha estado presente en esta Bienal de Venecia, realizó un recorrido por la muestra Andes Shadow, junto a Ernesto Ottone, ministro de cultura, y le invitó a conocer más la propuesta de arquitectura y aprendizajes en la Cordillera de Los Andes. Por otro lado, Camilo Herrera manifestó que “el proyecto ha sido reconocido y ha causado tanta sorpresa por representar el concepto de volver hacia la naturaleza, un sentido por recuperar lo más humano que está detrás de los procesos de aprendizaje”. Mauricio Léniz uno de los arquitectos del proyecto Parque Likandes, también manifestó sus impresiones en esta bienal diciendo que “la muestra es muy fotogénica y está muy bien montada, sin embargo tiene un contenido bien potente y profundo que tiene que ver con el cambio de paradigma que plantea esta bienal”.

ANDES SHADOW 23 © Diego Breit