Quiénes Somos

Quiénes Somos

Fundación Caserta es una organización sin fines de lucro con 18 años de trayectoria, pionera en desarrollar una educación integral para Chile, formando agentes de cambio para una sociedad desafiada a transitar a la sostenibilidad. Trabajamos al servicio del triángulo virtuoso (Estado – Sociedad Civil – Sector Privado), desde una perspectiva de desarrollo comunitario y colaborativo.

Buscamos contribuir significativamente al futuro de niños y niñas, jóvenes y comunidades educativas del país, desde la educación, la felicidad y las relaciones saludables, reconociendo nuestras tradiciones y culturas, e innovando para el desarrollo de todas las potencialidades humanas.

Fundación Caserta crea, desde 2003, programas propios en las áreas de Educación Integral, Liderazgo Sostenible y Mediación y Extensión. Promoviendo habilidades para el futuro, con acento en la participación, convivencia, trabajo en equipo, comunicación efectiva, resolución de problemas, valoración de la diversidad y desarrollo del pensamiento crítico y creativo, en el marco del cuidado por las personas, la valoración de la vida y el medioambiente.

En estas casi dos décadas, nuestros programas han tenido un impacto positivo en más de 22 mil estudiantes, 6 mil docentes y equipos directivos de diversas comunidades escolares de Chile y América Latina.

Fundación Caserta surge de un profundo amor hacia la educación, la naturaleza y el desarrollo humano. Es una respuesta a la urgente necesidad de una nueva educación que responda a las cambiantes y desafiantes necesidades del siglo XXI. Con el advenimiento de la crisis ambiental global y las diferentes transformaciones sociales, también surge la responsabilidad de las instituciones educativas de replantearnos nuestro rol y misión.

Una nueva educación para un nuevo siglo requiere ser innovadora, activa y experiencial, con énfasis en el desarrollo socioemocional que abarque los desafíos interculturales.

Para lograr estos desafíos, los estudiantes del mañana requieren de mucho más que los conocimientos entregados por las asignaturas del currículum. Los ciudadanos del mañana necesitan:

. Competencias que les permitan resolver problemas de un mundo complejo, cambiante y digital.
. Tomar conciencia de su entorno natural y desarrollar un sentido de pertenencia ecosistémico.
. Conectarse con sus raíces, su territorio y su historia para desarrollar un futuro que incluya a todas y todos.
. Crecer de forma integral, aprendiendo desde lo individual hasta lo colectivo, desde el cuerpo, las emociones, la mente y el espíritu.

Desde el inicio comenzamos a sembrar las semillas de nuestro quehacer por los siguientes 18 años. Un laboratorio de educación que sigue en constante cambio y aprendizaje hasta hoy.

El viaje comienza el 2002. Nuestros primeros proyectos tenían por nombre “Color Esperanza”, impulsados por su fundadora Francisca Cortés Solari. Programas centrados en el cuerpo a través de actividades ligadas al deporte con escolares, que tenían por objetivo desarrollar competencias de liderazgo en niños y niñas desde temprana edad.

El 21 de noviembre de 2003 se constituye oficialmente Fundación Caserta, y durante tres años mantiene programas pedagógicos ligados al deporte y actividad física. Y se comienzan incorporar actividades que desarrollan el bienestar para el mundo escolar. Si bien, el desarrollo de liderazgo en jóvenes se mantiene como una constante en nuestra historia, se amplía la cobertura y temáticas. Se incorporan a las familias de los estudiantes en las actividades, integrándose como agentes de cambio. Las metodologías propiciaron espacios para que las niñas y niños fueran los protagonistas de su propio aprendizaje. Dentro del equipo, se integran psicólogos, psicopedagogos y otras profesiones para promover un desarrollo integral desde la multidisciplinariedad, innovando en el desarrollo integral del ser humano.

Como Fundación, buscamos contribuir significativamente al futuro de los niños, niñas y jóvenes de Chile desde la educación, la felicidad y las relaciones saludables, reconociendo nuestras tradiciones e innovando para el desarrollo de todas las potencialidades humanas. Fomentamos el aprendizaje desde la motivación de los estudiantes y desde experiencias que resulten relevantes, tanto por el significado que adquieren en los contextos donde se desenvuelven, como por su alineación con los proyectos de vida y la ampliación de oportunidades de futuro. También convocamos al re-encantamiento de los docentes con su vocación y promovemos el reconocimiento de los profesores como los maestros que son, aportando a su desarrollo desde la creatividad e innovación, para la construcción conjunta de una educación de calidad.

Para el año 2008, ya se tenía conciencia de los efectos benéficos de la naturaleza en el aprendizaje, y se decide integrar en los programas el desarrollo de valores y actitudes en protección del medio ambiente. Es entonces cuando surgen las primeras actividades de educación ambiental desde un enfoque integral, que complementa sus enseñanzas con actividades artísticas con énfasis en el crecimiento personal.

El 2009 se comienza el trabajo con directivos y docentes en relación al bienestar docente, a la vez que se amplía la red de colegios con los que se trabaja. La naturaleza se incorpora como una plataforma base para los programas desarrollados, siempre priorizando el valor que tiene en su relación ecosistémica. Se generan documentos de contenido original, que consideran manuales, protocolos y guías que consolidan la metodología Caserta. Además, se continúa ampliando el espectro del contenido, potenciando actividades de nutrición y bienestar mental como un foco transversal en el mundo educacional.

El sello de los años 2010 hasta 2012 gira en torno a la conservación de la naturaleza. Se entrelazan actividades de liderazgo, cuidado ambiental y bienestar en distintas actividades dirigidas hacia todos los actores del mundo escolar. Toma fuerza en el mundo el concepto de desarrollo sustentable y se integra al sello y metodología Caserta.

Uno de los hitos más significativos para la fundación tiene lugar en el 2013. Todas las experiencias, conocimientos y modelos son consolidados por nuestra presidenta y son traducidos en un marco conceptual que condensa nuestro quehacer. Este instrumento inédito es llamado Mapa de Desarrollo Humano Integral y se convierte en una guía o brújula bajo la cual se constituyen todos los programas de la fundación, con el objetivo de complementar transversalmente la educación a través de este nuevo paradigma.

Entre finales del mismo año y principios del año 2014, el concepto de laboratorio educacional toma otro sentido. El proyecto de la Reserva Elemental Likandes se hace realidad, otorgándole a las actividades de Fundación Caserta un espacio natural ubicada en el Cajón del Maipo. Esto permite la expansión de actividades y programas, que, manteniendo su esencia, se potencian y especializan abriendo el espacio a la innovación pedagógica.

Para el 2015 ya se contaba con programas de distinta naturaleza, que incluían rutas al interior de la Reserva Elemental Likandes, “Mundos” o actividades que promueven el desarrollo integral en distintas dimensiones, escuelas de verano, entre otras. Se establecen alianzas con diferentes instituciones como el MINEDUC o la Municipalidad de Peñalolén, con el objetivo de darle continuidad a los programas. Se incorporan tecnologías sustentables de paneles solares, conocimientos de neurociencia y artes para complementar las actividades que se realizan.

El 2016 nacen dos nuevas áreas de acción: Escuela Caserta, que tiene por objetivo formar a profesionales como agentes de cambio que influyan positivamente al mundo de la educación desde su espacio laboral; y el área de Mediación Cultural, que genera un nexo en actividades que integran arte, ciencia y educación.

2017 y 2018 fueron los años que Fundación Caserta da un salto internacional, incorporándose a una alianza con CEPAL, UNICEF y América Solidaria a través de un proyecto para desarrollar liderazgo en temáticas de sostenibilidad en jóvenes de Latinoamérica conocido como CONCAUSA.

El 2019 se comienza a generar conocimiento para la mejora continua, con un plan de evaluación de programas que considera un levantamiento de material académico que consolide los marcos teóricos de la fundación a través del Centro de Estudios para el Desarrollo Sostenible.

En 2020 se da un vuelco hacia programas completamente digitales, en un contexto mundial de pandemia por el COVID-19, adaptándonos a las necesidades de acompañamiento socioemocional y competencias digitales a través de una red colaborativa nacional de docentes. Es así como nace el programa Profes en Red y Bienestar Docente.

Conoce nuestras líneas de acción

Promovemos una educación integral de calidad, desde una metodología experiencial que está al servicio de comunidades educativas y agentes de cambio en la educación formal y no formal, de Chile y el mundo.

Implementamos una formación en liderazgo junto a diversos actores educativos y sociales, para construir comunidades sostenibles en Chile y América Latina. Acompañando a organizaciones sociales, organismos gubernamentales y no gubernamentales, nacionales e internacionales, en la generación e implementación de nuevos proyectos y acciones orientadas a formar liderazgos juveniles sostenibles.

Diseñamos e implementamos programas de mediación cultural desde una metodología experiencial para la educación no formal. Fomentando nuevas maneras de pensar y articular la relación entre arte, ciencia, tecnología, territorio y sociedad, desde una visión integral del ser humano. Nuestros programas de extensión y mediación cultural se co-diseñan e implementan en colaboración con organizaciones culturales del sector público, privado y sociedad civil.

EDUCACIÓN INTEGRAL SOSTENIBLE

De acuerdo a la UNESCO, educar para el desarrollo sostenible (EDS) consiste en incluir temas de desarrollo sostenible, como el cambio climático y la biodiversidad, en la enseñanza y el aprendizaje.

Existe un creciente reconocimiento internacional de la EDS como elemento integral de la educación de calidad y facilitadora clave en este proceso de acuerdo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados por la comunidad mundial.

Desde nuestra mirada de una Educación Integral en contextos de cambio continuo e incertidumbre, es para nosotros urgente reconocer esta nueva educación que necesita ser actualizada con una mirada cooperativa, colectiva y contemporánea, para que contribuya a un desarrollo sostenible. Desde la premisa que estamos en continua revisión de lo que hacemos en ámbitos educativos y en constante escucha sobre lo que están necesitando niños, niñas, jóvenes, adultos e instituciones con las que trabajamos, es que avanzamos atendiendo la diversidad de contextos y realidades. Hoy más que nunca acompañamos a las comunidades educativas e instituciones a visibilizar esos desafíos educativos particulares que surgen desde la pertinencia identitaria y territorial, para luego abrazar enraizados y de manera sostenible esta globalidad que hoy estamos convocados a habitar responsablemente.

Una Educación Integral para tiempos de cambio y poca certeza, busca empoderar, sensibilizar y conectar a una ciudadanía global que se necesita, busca y convoca al momento de resolver desafíos. Una Educación Integral y resiliente cree, confía y construye desde y junto a sus comunidades educativas, buscando potenciarlas como tejidos de respeto, de valor y de pertenencia a esa diversidad cultural que son. Una educación que se prepara y dispone en ser flexible, creativa e innovadora, necesita también ser decidida y valiente para creer, para crear y para contribuir a un mundo más sostenible.

Siendo nuestro principal objetivo transformarnos como sociedad, reorientando esta nueva Educación Integral hacia un proceso de acompañamiento continuo, que permita desarrollar conocimientos, habilidades, valores, actitudes y comportamientos en coherencia y propósito con el desarrollo sostenible, respetando y potenciando el valor que representa la diversidad biológica y la diversidad cultural.

VISIÓN

Somos agentes activos de una educación integral para el desarrollo sostenible, que pone al centro una mirada multidimensional del ser humano en el desarrollo de habilidades, aptitudes, distinciones y valores.

MISIÓN

Promovemos una educación integral para el desarrollo de las personas y la sociedad, ofreciendo experiencias de aprendizaje relacionadas con la naturaleza y la cultura, así como la formación del liderazgo para la sostenibilidad.

PRINCIPIOS

• El ser humano es uno e indivisible, aunando al menos cuatro dimensiones: cuerpo, emoción, mente y espíritu, en una identidad capaz de alcanzar su plenitud y la felicidad si se desarrolla integralmente.
• Sostenemos que la calidad del desarrollo de nuestra sociedad es reflejo del desarrollo de cada una de las personas que la componen y sus interacciones.
• Anhelamos una sociedad integralmente desarrollada, formada por personas plenas, con actitud positiva, seguras de sí y colaborativas. Por eso promovemos y compartimos aprendizajes integrales que complementan la educación formal.
• Nuestro propósito es inspirar a los seres humanos a cultivar su bienestar y felicidad.

VALORES

Filantropía Cortés Solari busca promover valores y principios como integridad, solidaridad, perseverancia, respeto y amor por Chile.

Estos valores se reflejan en un actuar conjunto entre fundaciones (www.caserta.cl y @fundacionmeri.cl) y reservas (@reservaelemental.cl), buscando rescatar, promover y difundir nuestro patrimonio cultural, conservar y dar a conocer la diversidad ecosistémica de nuestro país, a la vez que promover y difundir una educación integral acorde a los desafíos del futuro que enfrenta Chile. Esto, mediante 4 ejes transversales: educación, ciencia, cultura y conservación.

caro
Carolina Albornoz
Directora Ejecutiva

Mentora Educativa Intercultural, 20 años de experiencia en innovación para la Educación Intercultural. Coach Estratégica. PUC. Ingeniera en Recursos Humanos IACC. Facilitadora en Alto Desempeño, certificada en modelo norteamericano EAGALA. TAAC Coaching de Aprendizaje Corporativo con Equinos.

Ch-thegem-person-240
Carolina Herrera Labarca
Directora de Proyectos

Veintiocho años de experiencia en facilitación de procesos de aprendizajes. Profesora de Educación Básica de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Coach Estratégica Sistémica de Centro MIP. Coach Educacional Facilitadora EAGALA, con especialidad corporativa en TAAC Coaching.

maria-jose-1-thegem-person-240
María José Tapia Bravo
Directora área buen vivir

Experta en creación y desarrollo de programas de Bienestar Educacional. Coaching transpersonal, corporal y lingüístico, dirigidos a equipos y comunidades socialmente vulnerables, educacionales y organizaciones. Facilitadora de Bioenergética.

Foto-formal
Nicolás Fernández
Psicólogo

Psicólogo (UDP y UCH) y Coach Profesional (PUC) con más de ocho años de experiencia en estudios e intervenciones sociales, en temáticas de bienestar, educación y sostenibilidad. Su experiencia laboral en proyectos sociales incluye trabajo en redes públicas educacionales y red pública de salud, salud ocupacional y organizaciones sin fines de lucro.

MEMORIA FILANTROPÍA CORTÉS SOLARI 2018-2019

MEMORIA FILANTROPÍA CORTÉS SOLARI 2017

MEMORIA FUNDACIÓN CASERTA 2016

MEMORIA FUNDACIÓN CASERTA 2015

MEMORIA FUNDACIÓN CASERTA 2014