Jornada de trabajo con el Colegio San Agustín de Copiapó

Noticias copiapó

Fundación Caserta realizó el 28 y 29 de julio,  dos intensas jornadas de trabajo con un grupo de 70 educadores, conformado por profesores y equipos directivos, de enseñanza básica y media del Colegio San Agustín de Copiapó.  El trabajo tuvo como objetivo develar las problemáticas propias del quehacer de su unidad educativa.

 

Para conseguir el propósito, los facilitadores de Fundación Caserta Camilo Herrera y Marco Cifuentes,  diseñaron un programa que contempló diversas etapas de intervención, desde la generación de un campo emocional hasta la distinción del tipo de observador que cada participante es dentro de su organización.

 

Cada día de intervención comenzó con el juego de los Círculos Concéntricos, en donde se separa al grupo por duplas y cada integrante asume alternadamente el rol del oyente y hablante, de manera tal,  que en 2 minutos de dinámica ambos podrán relatar aspectos de su vida que no tienen relación con el ámbito profesional. Este ejercicio permite que los participantes se descubran desde un espacio distinto, además de dejar en manifiesto la importancia de saber escuchar, elemento fundamental para cualquier trabajo colectivo.

 

Una vez generado este campo emocional, las siguientes actividades se centraron  en abrir la mirada hacia el entendimiento de la emoción como un elemento constituyente del ser humano. Para ello el trabajo estuvo centrado en las distinciones ontológicas  y el desarrollo de juegos que permitiesen abordar diversos aspectos del trabajo en equipo como “El Lazarillo” que refuerza “Confiar y ser digno de confianza”; “La Telararaña, Riel de pelotas y La torre de Maderos” que se centran  en potenciar la planificación y  coordinación del equipo.

 

Del mismo modo,  se trabajó en la identificación de los estados de ánimos que afectan a la unidad educativa  a través del uso de un sistema de tarjetas que abren y cierran posibilidades para identificar las emociones que están presentes en el contexto escolar.

 

Para finalizar la jornada, los profesores y cuerpos directivos asumieron el  compromiso de ver la manera de dar continuidad a estos días de trabajo, llevando lo aprendido a desafíos concretos para aplicar  toda la experiencia vivida.