Para realizar una ruta, hay que trazar el camino.

 

colegio alicura jpg

 

Para realizar una ruta, hay que trazar el camino. Ese fue el sentido de la jornada de  trabajo previo a rutas,  que realizaron  profesionales de el Equipo de Aprendizaje y 9 voluntarios de la escuela de educadores de Fundación Caserta, a estudiantes y profesores del colegio Alicura de la comuna de Peñalolén

 

En esta oportunidad se trabajó con estudiantes y profesores jefes del I, II, III y IV nivel  el taller de convivencia,  que apuntó a diferenciar los observadores que son y cómo potenciar sus  habilidades. Cada taller contó con material audiovisual, juegos y actividades corporales rítmicas.

 

El trabajo previo a ruta con el colegio Alicura,  fue también,  la  primera “jornada de trabajo voluntario”  de nuestro equipo de educadores en colegios,  lo que se tradujo en un aprendizaje para estudiantes y equipo facilitador de talleres, que juntos lograron ampliar sus abanicos de oportunidades mediante la conversación y la activa participación del taller convivencia.

 

Como Fundación Caserta agradecemos el trabajo, motivación y participación de nuestro equipo de educadores, estudiantes y docentes que sueñan y trabajan junto a nosotros por lograr una educación compensatoria.